¿Estás planteándote empezar a usar una bomba de insulina y quieres saber más sobre cómo funciona? En este artículo te lo explicamos.

La diabetes es una enfermedad metabólica que, en muchas ocasiones, supone tener que administrarse insulina de manera continuada. Si tú te estás planteando dejar atrás las jeringuillas y el pincharte constantemente y quieres conocer un poco más sobre cómo funciona una bomba de insulina, cómo se colocan y cuánto duran, tienes que seguir leyendo este artículo.

¿Qué es una bomba de insulina?

bomba-de-insulina-insulin-pump--web

Las bombas de insulina o infusores subcutáneos continuos de insulina (ISCI) son pequeños dispositivos, más o menos del tamaño de un móvil pequeño, que, imitando a un páncreas sano, se encargan de administrar insulina de manera continuada a través de un catéter, por lo que no son necesarios los pinchazos.

Estas están compuestas por dos partes: una pequeña sonda plástica, también conocida como catéter, y un depósito de insulina:

  • El catéter de conexión: es el tubo que se encarga de transportar la insulina desde el depósito hasta el tejido subcutáneo.
  • El depósito de insulina: es un pequeño aparato que está programado para enviar insulina de manera continuada. Este está compuesto por una pantalla, reservas de insulina y una batería.

¿Para qué sirve una bomba de insulina?

bomba-de-insulina-insulin-pump-2-web

Los sistemas de infusión continua de insulina son métodos automatizados para administrar insulina de manera continuada. Esto quiere decir que, la persona que lo lleva, no tendrá que preocuparse por inyectarse la insulina necesaria, ya que el aparato lo hará de manera automática.

Además, en caso de necesitar ajustar la cantidad de insulina, como puede ser, por ejemplo, antes o durante las comidas, únicamente será necesario que, la persona que lleve este pequeño aparato, presione los diferentes botones que se encuentran en el depósito de insulina, los cuales regularán la cantidad de las dosis.

¿Cómo funciona una bomba de insulina?

bomba-de-insulina-insulin-pump-2-web

El funcionamiento de una bomba de insulina es muy sencillo. El depósito cuenta con un pequeño motor programado que va empujando los cartuchos cargados con insulina hacia el catéter, que es el tubo por el que llega la medicación hasta el cuerpo.

Sin embargo, es importante recordar que, a pesar de tratarse de un dispositivo automatizado, debe ser programado y utilizado de manera adecuada de acuerdo a las necesidades de cada persona. Es por ello que, acompañarlo de un sensor de monitorización continuada de glucosa será necesario para su buen funcionamiento.

Además, usar aplicaciones como Cori, pueden ayudarte a ver cómo, gracias a la bomba de insulina, tus niveles se estabilizan a largo plazo.


Lo hacemos fácil
Recupera el control de tu diabetes


¿Cómo se colocan las bombas de insulina?

insulin pump-4-web

Colocarse una bomba de insulina puede parecer complicado, sin embargo, no tiene por qué serlo. La única parte que debe cambiarse con asiduidad es el catéter que va insertado bajo la piel, que deberá sustituirse por uno nuevo cada dos o tres días. Para hacerlo, deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Sacar la insulina nueva que va a ir en el depósito 24 horas antes de cambiar el catéter.
  2. Lavarse las manos adecuadamente con agua y jabón.
  3. Comprobar que el catéter se encuentra en buenas condiciones.
  4. Cargar la jeringa de la bomba sin que quede ninguna burbuja en su interior.
  5. Conectar la jeringa con el catéter y presionar el botón hasta que salga un poco de insulina.
  6. Desinfectar la zona donde va a colocarse la cánula.
  7. Colocar el catéter, asegurarlo con el apósito y retirar la aguja.
  8. Presionar el botón hasta que la cánula que se encuentra bajo el tejido subcutáneo se llene.

¿A quién se recomienda la utilización de bombas de insulina?

insulin pump-4-web

Utilizar una bomba de insulina es recomendable cuando:

  • No se consigue controlar la glucemia con insulina de manera convencional.
  • Se busca mayor flexibilidad y calidad de vida.
  • Se sufren hipoglucemias nocturnas severas.
  • Se busca un control más exhaustivo.

Si te ha gustado este artículo sobre las bombas de insulina, no olvides visitar el blog y seguirnos en nuestras redes sociales: Instagram, Twitter, FacebookLinkedIn.