¿Te has animado a utilizar un sensor de glucosa? Este artículo te enseña cómo colocar tu Dexcom en 6 sencillos pasos.

Los sistemas monitorización continua de glucosa (MCG) son herramientas que pueden simplificar mucho la vida de las personas con diabetes. Desde hace unos años, han ido ganando popularidad gracias a su comodidad. Si eres de esas personas que se ha animado a probarlos, pero todavía no sabes cómo colocar el Dexcom, en este artículo te enseñamos a hacerlo de manera super sencilla.

¿Dónde se puede colocar el sensor de glucosa?

como-colocar-un-sensor-de-glucosa-how-to-attach-the-glucose-sensor

Si quieres saber cómo colocar el Dexcom primero deberás saber dónde tienes que ponerlo. Para los MCG de este fabricante se recomiendan tres zonas: la parte posterior del brazo, el vientre o la parte superior del glúteo.

Sin embargo, otros sensores también pueden colocarse en el abdomen, la nalga, el muslo o el brazo.

Lo más común es que colocarlo en el brazo.

¿Cómo colocar el Dexcom?

como-colocar-un-sensor-de-glucosa-how-to-attach-the-glucose-sensor

¡Esto es muy fácil! Solo tienes que seguir leyendo los 6 pasos que se explican aquí abajo.

Comprueba que el número de serie coincida

Este paso es muy importante. Antes de colocar el sensor verifica que el número de serie del aplicador y del envoltorio del sensor coincidan. Esto te evitará posibles errores una vez que ya esté colocado.

Limpia la zona

El segundo paso para saber cómo tienes que colocar el Dexcom es preparar la zona en la que vas a ponerlo. Es mejor que ahí no apliques jabones o cremas. Pueden dejar residuo y evitar que se pegue bien. Una zona húmeda o con demasiado bello también podría debilitar su adhesión.

Lo recomendable para preparar la piel y conseguir que se pegue el sensor es afeitar con una cuchilla la zona y limpiarla con agua y jabón. Después déjala secar totalmente y, con una toallita con alcohol, vuélvela a limpiar y déjala secar al aire.

Acuérdate también de limpiar bien tus manos.

Abre el empaque y despega las pegatinas

Con la zona lista podrás empezar a ponerte tu Dexcom. Lo primero que tienes que hacer es abrir el paquete donde viene. Una vez abierto saca el aplicador.

Verás que el aplicador tiene dos pegatinas. Quítalas. Estas protegen el adhesivo. Una vez quitadas, trata de no tocar anda con la parte en la que está el pegamento. Si se ensucia o se pega con otras cosas podría debilitar su adherencia.

Coloca el sensor en la piel y quita el seguro

Con las pegatinas quitadas, pega el sensor en la zona que hayas escogido. Si vas a ponértelo en el abdomen, deberá ir de manera horizontal. Pero si has escogido los brazos acuérdate que tendrás que ponértelo en vertical.

Una vez puesto, quita el seguro.

Presiona el botón para insertar el sensor y quita el aplicador

Para poner el sensor solamente tendrás que darle al botón. Después puedes quitar ya el aplicador. No te olvides de repasar los bordes de la pegatina del sensor con tus dedos para asegurarte de que está bien pegado.

Pon el transmisor en el sensor

¡Perfecto! Ya tienes el sensor colocado. Ahora solo falta colocar el transmisor. Este es el que se encarga de enviar las mediciones a tu móvil o al receptor.

Los transmisores duran hasta 3 meses. Si es la primera vez que te pones un sensor o se te ha caducado, tendrás que pedir uno nuevo. Pero, si el tuyo está en buenas condiciones tendrás que quitarlo del sensor de glucosa anterior y ponerlo en el nuevo.

Esto es muy sencillo. Lo primero es limpiarlo con una gasa. Una vez limpio, encájalo en el hueco del sensor. Asegúrate de que quede bien encajado. Cuando lo esté oirás como un clic. ¡Y listo!

Después de seguir estos pasos, habrás aprendido cómo colocar el sensor de glucosa Dexcom y estarás listo para poder medir tus niveles de azúcar de manera sencilla y rápida.

¿Qué hay que hacer si se cae el sensor de glucosa?

como-colocar-un-sensor-de-glucosa-how-to-attach-the-glucose-sensor

Si se te ha caído el sensor por algún golpe o porque no has sabido cómo colocar tu Dexcom, ¡no pasa nada! Lo único que tienes que hacer es dejar un trozo desde donde lo habías colocado y volver a repetir los pasos.

Recuerda que este sensor puede conectarse con Cori, lo que te permitirá ver los datos con mayor facilidad. Además también podrás disfrutar de otras características como tener notificaciones o informes. ¿Te animas?


Lo hacemos fácil
Recupera el control de tu diabetes



Si te ha gustado este artículo sobre como colocar el Freestyle Libre, no olvides seguirnos en nuestros perfiles en redes sociales –Instagram, Twitter, FacebookLinkedIn-, ni tampoco en el blog.