Si estás empezando a aprender sobre la diabetes y quieres saber qué es el glucagón y cómo se utiliza, estás en el artículo correcto.

Las personas con diabetes pueden sufrir variaciones en sus niveles de glucosa en sangre. Por ello, es importante que sepan como reconocerlas a tiempo para evitar complicaciones de salud. Una de estas complicaciones son las bajadas de azúcar, o hipoglucemias, las cuales, si no son muy graves, se pueden contrarrestar con hidratos de carbono de absorción rápida. Sin embargo, si la persona está inconsciente, será necesario el uso de glucagón, hormona de la que va este artículo. Si esta información no te es suficiente y quieres saber más, sigue leyendo.

¿Qué es el glucagón?

glucagon

El glucagón es una hormona que, como la insulina, se produce en el páncreas y hace que los niveles de glucosa en sangre aumenten. Juntas estas dos hormonas trabajan para conseguir el equilibro necesario para tener unos niveles de azúcar en sangre normales. Es decir, todos en nuestro cuerpo producimos glucagón.

Glucagón inyectable: ¿para que se usa?

glucagon

Como se ha comentado antes, todos producimos glucagón de manera natural. Sin embargo, esta hormona puede ser administrada también de manera externa cuando ocurren bajadas de azúcar o hipoglucemias graves.

Se denomina grave a una hipoglucemia cuando la persona ha perdido el conocimiento y, no puede ingerir alimentos para tratar de aumentar su azúcar en sangre. En esos casos, especialmente si son personas con diabetes, será necesaria una inyección de glucagón, que les aumentará los niveles de glucemia en menos de 15 minutos.

Es recomendable para todas las personas con diabetes que lleven con ellas un envase de glucagón para posibles emergencias. Además, también es importante que alguna persona cercana a ellos sepa administrarlo para actuar con la mayor rapidez posible.

Mantener bajo control los niveles de azúcar es una tarea complicada, ya que pueden verse afectados por muchos factores como la comida, la actividad física, el estrés o la menstruación. Por ello, aplicaciones como Cori hacen más sencillo el control diario de la diabetes, ya que nos avisarán cuando la glucemia se encuentre por debajo de los niveles normales para poder reaccionar cuanto antes.


Lo hacemos fácil
Recupera el control de tu diabetes


¿Cómo se inyecta el glucagón?

glucagon

Si tienes que inyectar glucagón en una situación de emergencia por primera vez, que no cunda el pánico, es más sencillo de lo que parece. En el propio kit te vienen las instrucciones y los componentes que vas a necesitar. Los pasos a seguir para inyectar glucagón serán los siguientes:

  • Introducir el líquido de la jeringuilla en el vial de polvo.
  • Agitar suavemente para que se mezcle de manera uniforme.
  • Extraer el contenido e inyectarlo completamente en el brazo, barriga o muslo.
  • Si, pasados 10 minutos no ha recuperado el conocimiento, llamar a una ambulancia.

Algunas recomendaciones

glucagon
  • Guardar el glucagón en la nevera a una temperatura entre 2º y 8º o, fuera de la nevera, por debajo de los 25º hasta los 18 meses.
  • No utilizar si está caducado.
  • Mantenlo dentro del envase original para que no tenga contacto con la luz.
  • Usar inmediatamente después de su preparación, no guardar para más tarde.
  • No lo inyectes si la solución se encuentra gelatinosa.

Si te ha gustado este artículo sobre el glucagón y quieres conocer más sobre el mundo de la diabetes, no olvides seguirnos en Instagram, Twitter, FacebookLinkedIn.