El 31 de octubre está a la vuelta de la esquina y este año tienes que probar esta receta de Halloween de muffins de calabaza y chocolate sin azúcar.

Aunque Halloween no sea solo comer dulces, se han convertido en una parte muy importante de este día. Los niños no ven la hora de que llegue el 31 de octubre y puedan atiborrarse a dulces. Por eso, en el artículo de hoy te vamos a dejar una receta de Halloween que viene al pelo para esta fecha si tienes hijos: muffins de calabaza y chocolate sin azúcar.

Sí sí, como lees. Muffins sin azúcar. Estas magdalenas no llevan casi azúcar, por lo que no tendrán demasiado impacto en la glucemia de tus hijos si tienen diabetes. Si además tampoco son de comer hortalizas con esta receta de Halloween conseguirás que lo hagan sin ponerte ni un solo pero. ¿Empezamos?

Ingredientes para la receta de Halloween

receta-de-halloween-recipe

Para hacer estos muffins deliciosos y esponjosos necesitarás:

  • 2 huevos
  • 125 ml de yogur natural
  • 2 cucharadas del edulcorante que tú prefieras
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 100 gramos de harina integral de avena
  • 10 gramos de levadura química
  • Media cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 25 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • Un cuarto de calabaza

¡No sé a qué estás esperando para bajar al supermercado, comprar todo lo necesario, y ponerte a ello!

¿Cómo hacer muffins de calabaza y chocolate sin azúcar?

receta-de-halloween-recipe

Prepara la calabaza para esta receta de Halloween

La calabaza es una hortaliza que, en crudo, está muy dura. Por eso, es recomendable que la cuezas primero. Una vez cocida, déjala enfriar.

Cuando esté fría puedes empezar a cortarla muy finita con un rallador. Esto no debería costarte casi nada. Al terminar, resérvala para más tarde.

Bate las yemas de los huevos con el edulcorante, el yogur y el aceite

Para empezar con la preparación de estos muffins de calabaza y chocolate sin azúcar deberás separar las yemas de las claras de los dos huevos.

En el bol en el que hayas puesto las yemas echa también el edulcorante. Bátelo todo bien. Tienes que batir hasta que las yemas comiencen a coger un color blanquecino.

Después de esto deberás añadir el yogur y el aceite e integrarlos haciendo movimientos envolventes.

Añade los ingredientes en polvo

Una vez que hayas integrado todo lo anterior, deberás añadir los ingredientes en polvo. Primero vete añadiendo la harina. No te olvides de hacerlo pasándola por un colador y a golpecitos para que no haya grumos.

Después de esto van la levadura y el bicarbonato. Cuando lo tengas, mezcla. Acuérdate de los movimientos envolventes.

Por último, añade el cacao sin azúcar en polvo. Asegúrate de que todos los ingredientes están bien integrados en la mezcla.

Echa la calabaza

Recupera la calabaza que habías apartado antes. Antes de echarla en la mezcla comprueba que esté fría. Si no lo estuviese, podría cocinar los huevos que hemos puesto antes. Y no queremos eso.

Monta las claras y añádelas

Vuelve a coger el bol en el que has dejado antes las claras del huevo. Móntalas. Si no sabes qué es esto, es batirlas hasta que crezcan y consigan una textura como de espuma. Es recomendable que lo hagas con un batidor automático, aunque también lo puedes hacer a mano.

Una vez que las tengas añádelas poco a poco al bol donde está el resto de la masa. Es importante que este paso lo hagas poco a poco y con movimientos envolventes. Así conseguirás que las claras mantengan su textura.

Prepara los moldes y echa la masa

Ya tenemos la masa lista. Ahora solo queda echarla en los moldes y hornearla. Pero, antes de eso, vete poniendo el horno a precalentar.

Ahora sí. Coge los moldes para magdalenas y pon una cápsula de papel en cada hueco. Dependiendo de cómo de grande sea tu molde te saldrán más o menos magdalenas.

Si son para repartir en el truco o trato, nuestra recomendación es que cojas un molde chiquitito. Así la masa te llegará para más magdalenas. Si no, siempre puedes multiplicar las cantidades para conseguir más masa.

Cuando vayas echando la masa en cada cápsula llena solo tres cuartas partes. ¿Por qué? Muy sencillo. Las magdalenas crecerán. Si no quieres que se desborden es mejor no llenarlas hasta arriba.

Mételas a hornear y ¡listo!

Con el horno ya precalentado, mete tus moldes en el horno durante 20 minutos a 180 ºC. Revísalo de vez en cuando para asegurarte de que no se queman.

Una vez estén dentro, recuerda no abrir el horno. Si no puede que las magdalenas no suban todo lo que deben.

Cuando terminen de hornearse, déjalas enfriar y desmóldalas. ¡Ya tienes listos tus muffins de calabaza y chocolate sin azúcar para este Halloween!

Si tienes diabetes, acuérdate de que en estas fechas es muy importante tener mayor control con tu glucemia. No te olvides de medirte y de utilizar Cori para saber cómo están tus niveles en todo momento.


Lo hacemos fácil
Recupera el control de tu diabetes



Si te ha gustado esta receta de Halloween de muffins de calabaza y chocolate sin azúcar síguenos nuestras redes sociales, Instagram, Twitter, Facebook o LinkedIn. No te olvides tampoco de echarle un ojo al blog si quieres saber más sobre el mundo de la diabetes.