¿Has oído hablar alguna vez de la teoría del plato? Con ella podrás empezar a comer sano para evitar la diabetes.

Seguro que alguna vez has escuchado hablar de la teoría del plato en algún lado. Si no le prestaste atención, déjame decirte que es mucho más importante de lo que crees si quieres comer sano para evitar la diabetes.

Desde hace unos años comemos cada vez más cantidad. Sin darnos cuenta vamos añadiendo más y más comida a nuestro plato. Esto hace que ingiramos muchas más calorías de las que deberíamos. Vaya, que comemos más con los ojos que con la tripa.

Esto, a largo plazo, puede traer consecuencias como el sobrepeso. Que además es el motivo más común por el que se desarrolla diabetes tipo 2. Por lo que la teoría del plato te servirá no solo para aprender cómo debes comer, sino también para prevenir la diabetes.

En este artículo te enseñamos cómo tienes que hacerlo para seguir al pie de la letra este método y así dejar de comer de más.

¿Qué es la teoría del plato?

comer-sano-para-evitar-la-diabetes-eat-healthy-to-avoid-diabetes-0-web

La teoría del plato es una guía para las porciones que debemos comer en las comidas y cenas. Te ayudará a comer sano para evitar la diabetes.

La clave de una dieta sana no es solo comer alimentos saludables, sino también controlar las porciones de lo que comemos. Por eso, el método del plato parte de que únicamente ingiramos la comida que necesita nuestro cuerpo. Ni más ni menos.

Aunque parezca complicado, hacer un único plato que sacie y nutra es mucho más fácil de lo que parece. Solo hay que acostumbrarse a prepararlo.

¿Cómo hay que organizar el plato?

comer-sano-para-evitar-la-diabetes-eat-healthy-to-avoid-diabetes-0-web

Para seguir esta teoría y comer sano para evitar la diabetes necesitaremos un plato llano vacío. Esa será nuestra referencia mental para las cantidades. Ese plato lo partiremos de la siguiente forma:

Dos cuartos del plato: vegetales

En dos cuartos del plato, o la mitad, que es lo mismo, pondremos vegetales.

Acuérdate que la base de este método es comer de todo y en cantidades adecuadas. Por lo que tendremos que ir mezclando vegetales crudos con cocidos. Por ejemplo, podemos poner una ensalada con tomate y zanahoria (vegetales crudos) y añadirle champiñones cocidos (vegetales cocidos). No hay un porcentaje exacto para cada vegetal, así que ve jugando a tu antojo.

Los vegetales tienen muchos nutrientes y fibras que son importantes para tu cuerpo. Por eso, y porque tienen pocas calorías, hay que ingerirlos en mucha cantidad.

Un cuarto del plato: proteínas

Este es el hueco reservado para la carne, el pescado y los huevos. Estos alimentos nos harán sentir llenos.

El consumo de proteína te ayudará a mantener la masa muscular, a controlar tu peso y también a reparar el tejido muscular dañado. Si vas a escoger un filete, por ejemplo, recuerda que no debe ser más grande que tu palma de la mano.

Un cuarto del plato: carbohidratos

El último cuarto del plato tendrá carbohidratos. Dentro de estos alimentos tienes un montón de opciones posibles: pasta, arroz, patatas, legumbres…

Todas ellas tienen además un montón de variantes, por lo que tienes muchas opciones. Seguro que no te aburrirás de comer siempre lo mismo.

En cuanto a la cantidad, con más o menos una taza será suficiente.

Los extras: dos litros de agua y una pieza de fruta

Además de la comida también tienes que cumplir con otras dos cosas:

  • Beber al menos dos litros de agua diarios.
  • Comer una pieza de fruta en cada comida (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena)

Recuerda que una dieta equilibrada y el ejercicio son los pilares fundamentales para prevenir la diabetes. Pero si te han diagnosticado diabetes tipo 2 o prediabetes, esto también te servirá para evitar que se agrave. Además, si lo combinas con un buen control de glucosa, tu diabetes se hará más llevadera. ¿No me crees? Descárgate Cori y verás como en poco tiempo empiezas a ver los resultados.


Lo hacemos fácil
Recupera el control de tu diabetes



Si te ha gustado este artículo sobre comer sano para evitar la diabetes síguenos nuestras redes sociales, Instagram, Twitter, Facebook o LinkedIn. No te olvides tampoco de echarle un ojo al blog si quieres saber más sobre el mundo de la diabetes.